Uno de los problemas más comunes en los que se aplica este tratamiento es para activar la circulación linfática a través del drenaje linfático manual.

Es una técnica que consiste en realizar maniobras presionando ligeramente, con ritmo pausado y siempre realizadas en dirección y sentido de las regiones linfáticas donde se hallan los ganglios.

Conseguiremos activar la circulación linfática tanto de los vasos como ganglios linfáticos, mejorando la eliminación del edema y la circulación sanguínea.

¡Consúltanos!

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted